ARTÍCULOS

¿La transformación digital de la cadena de suministros en el retail es acompañada por el mundo físico?

Por Jaime Alvarado, Gerente de Proyectos en Dinet

Está demás comentar la importancia de la tecnología, en sus diferentes variedades y tamices, sobre la cadena de abastecimiento para incrementar la productividad de las operaciones, lograr integrar las comunicaciones entre los actores de la cadena, disponer de visibilidad y monitoreo en línea, lograr altos niveles de confiabilidad de inventarios, lograr predictibilidad de las operaciones, así como muchos otros aspectos más

Ejemplos de cómo en la actualidad ya es impensado salir a la calle sin consultar Waze o Google Maps para buscar la mejor ruta o simplemente para predecir a qué hora arribaremos al lugar esperado, hacer cola en las entidades bancarias para realizar transacciones que hoy se pueden hacer desde un dispositivo móvil o ver la película que deseemos sentados cómodamente en casa desde una plataforma streaming; son aspectos que relativamente hace poco tiempo han sido incorporados a nuestra vida rutinaria y son un claro ejemplo de cómo la tecnología cambia nuestra conducta o toma de decisiones en el día a día.

Ya entrando de lleno al ámbito empresarial, es conocido que en tiempos de incertidumbre o ansiedad, el predecir y/o pronosticar se convierte en prácticamente tratar de “adivinar” cómo se comportará la demanda de nuestro mercado objetivo. Lo anterior, no solo se explica porque el entorno político enrarece el ambiente de los negocios sino porque existe una “batalla campal” por el consumidor, lo que origina en el sector retail que se ofrezcan - en muchas categorías - prácticamente los mismos productos, siendo la diferenciación prácticamente el precio y las facilidades de crédito.

Es inevitable el impacto permanente del avance de la tecnología, sea porque nos obliga a seguir cómo ésta evoluciona para tener claridad de qué está pasando o qué se viene o podría venir y, por otro lado, nos reta a detectar qué oportunidades / estrategias podemos llevar a la realidad utilizándola para diferenciarnos de nuestra competencia.

A pesar que en el mundo vemos cambios en el sector a pasos agigantados prevemos que la logística en el retail en Perú mute poco a poco – al final cada uno pondrá el pie sobre el acelerador para lograr la velocidad necesaria - a una logística que incorpore tecnologías digitales en su rutinario operar, mezclando plataformas tecnológicas e integrando toda la información, haciéndola disponible con seguridad y aplicando prácticas biométricas.

¿Podremos tomar inventarios o preparar pedidos con drones? ¿identificaremos cuántas paletas se ingresan al Centro de Distribución o salen de éste procesando simplemente los videos de seguridad? ¿podremos cambiar la información legal, de precios u otra particular de las distintas presentaciones de los productos sin necesidad de etiquetarlos manualmente o imprimir vía inkjet? Estas preguntas creo que tendrán respuestas más rápido de lo que podemos esperar.

Es así como la cadena de suministros y la logística que la integra incorporarán soluciones digitales y tecnológicas individuales, mezclándolas unas con otras, con información en tiempo real sirviendo a los diferentes actores y finalmente a los consumidores.

Por otro lado, considerando la realidad del Perú del año 2018 ¿de qué sirve disponer o hacer esfuerzos para una “logística digital” si el mundo físico no avanza con la misma velocidad que el mundo digital? ¿cuál de estos mundos debe de estar primero? ¿qué proyectos de infraestructura son prioritarios o ya todos son necesarios? ¿existen brechas en nuestros medios masivos de transporte como puertos, aeropuertos, estaciones de ferroviarias?

El último año, la coyuntura de corrupción en el sector construcción ha originado que los proyectos que tanto necesitamos desde el punto de vista de las carreteras, interconexiones viables o el restablecimiento de los mismos por el efecto del Fenómeno del Niño Costero hayan originado que no tengamos los fundamentos o cimientos necesarios para que sobre ellos se construya cualquier logística eficiente y más aun con tecnologías digitales de operación.

Aplicado al retail, en el último año es el sector del comercio que más se ha digitalizado en el Perú - aunque no todos los retailers disponen aun de plataformas de comercio electrónico - siendo una evidencia clara el que el e-commerce en el último quinquenio se ha multiplicado por 5, que 3 millones de usuarios compran en línea y el 57% lo hace desde su smartphone . Alineado a lo anterior, los retailers ya están entregando en la mayoría de ciudades principales en el Perú con los bemoles que esto significa por las deficiencias en vías, rutas y accesos.

Es así que el World Economic Forum en su reporte Shaping the Future of Retail for Consumer del año 2017 nos plantea y reta con una visión de Retail hacia el 2026, donde identifica como factores claves de éxito para ser exitosos en la siguiente década:

  • Desarrollar un entendimiento cabal del poder de los consumidores. Se encuentran cada vez más interconectados, no solo evaluando en su toma de decisiones las tradicionales variables de costo y conveniencia, sino incorporando aspectos vivenciales. Esto se resume en que a medida que las posibilidades de elección aumentan -millones de SKUs promocionados físicamente (offline) y mediante portales de comercio electrónico (online) - la lealtad se vuelve más frágil y el consumidor adquiere más poder. Ello implica que los retailers deben de ser ágiles y disruptivos para que su oferta se imponga sobre las demás.
  • Adoptar rápidamente tecnologías innovadoras. Los retailers deben de buscar generar valor a los consumidores a través de tecnologías disruptivas siempre buscando una buena combinación costo / beneficio. En este sentido, como ya anteriormente se ha comentado, las siguientes ocho tecnologías disruptivas fundamentales para la transformación del retail son: Internet de las cosas (IoT), vehículos autónomos (AV) / drones, robótica, inteligencia artificial (AI) / aprendizaje automático, realidad aumentada (AR) / realidad virtual (VR), trazabilidad / visibilidad, impresión 3D y blockchain.
  • Implementar modelos de negocio transformadores matizando el mundo físico y digital. Ya ir a una tienda física o ingresar a un portal de comercio electrónico (tienda online) es para el consumidor rutinario y puede ser hasta indiferente ir a uno u otro. Se prevé que el comercio electrónico en el mundo tendrá una penetración del 40% en el 2026 y dependiendo de la categoría de producto este % podrá ser mayor. A pesar de ello la tienda física será siempre una opción.
  • Redefinir y desarrollar capacidades futuras clave. Los retailers tendrán que impulsar su estrategia y acciones para predecir y anticipar las expectativas cambiantes de los consumidores. Estas capacidades están alrededor de crear ambientes colaborativos entre empresas, desarrollar la entrega de la última milla y desplegar en forma permanente el procesamiento avanzado de información.

Alineado a esta tendencia DINET, operador logístico del Grupo Sandoval con comprobadas credenciales en soluciones al Retail, está realizando esfuerzos para tener diversas soluciones que integren procesos logísticos tomando como eje del cambio la transformación digital. Es así que este año 2018 será experimental y de muchas pruebas… les comentaré nuestros resultados en el 2019.